sábado, 21 de septiembre de 2013

Cueva de la Mora, Vías Gallego y Rosario

Hoy vamos a conocer uno de los sitios más llamativo de la Pedriza, la Cueva de Mora. Esta extraña formación se encuentra entre Peña Sirio y el Yelmo, muy cerca del refugio Giner. Se caracteriza por esa gran cueva en el centro su pared que invita a subir a ella y conocerla, así poder descubrir que hay en su interior, ya que desde el suelo es imperceptible.

Que mejor manera de ir por primera vez a conocer este risco que escalando una de sus pocas vías clásicas, se trata de la vía Gallego, un itinerario clásico donde los haya donde más que nada se busca la debilidad de esta pared, la cual en su mayoría esta formada por placas.

La vía fue abierta el 1975 y esta dedicada, como su nombre indica, a Carlos Gallego, para quien no le conozca le recomiendo su blog Montaña y Alpinismo Clásico, en el cual podremos encontrar grandes vías como esta.

Nos ponemos rumbo  la Cueva de la Mora, la aproximación es corta aunque puede ser algo laboriosa según desde donde se vaya, aún así llegamos pronto a la pared encontrandonos solos en el risco y como es de esperar también en esta vía.


 El croquis de 1975
Aperturistas: Javier Dones, Antonio Trabado y Dominicano Trujillo


 Un croquis más actual (Josetxu)  y quizás más a la orden del día en cuanto a los grados


Datos de la Vía

Nosotros (Carlos y yo) realizamos la escalada en 4 largos de cuerda bastante largos. La vía es algo expuesta y conviene llevar material variado si queremos proteger sin complicaciones. El largo 3/4 o 4/5 se pueden empalmar, nosotros empalmamos el 4/5 usando cintas largas.

Dificultad: L1 (V), L2 (V/V+), L3 (V), L4 (IV+)
Material: friends medianos, algun fisurero o excéntrico no vendría mal. Cuerdas dobles o en simple, cintas largas.
Longuitud: 160 metros aprox



 Me toca el primer largo que empiza por una bavaresa y luego por un canalizo que asciende en diagonal donde no se puede meter nada. Se puede proteger algo con un alien y friend mediano antes de realizar el paso corto de fisura




 La primera reunión la montamos en dos parabolts sobre una pequeña repisa


 Le toca a Carlos el segundo largo, empieza por una travesía de izquierdas para luego subir en diagonal por una fisura bastante sucia, a continuación viene otra fisura que es el paso más dificil del largo.
Luego se monta reunión sobre un árbol.
Estos dos primeros largos se encuentran algo sucios, no parece que la vía sea muy repetida, desde luego no se lo merece.


 Continuamos unos metros andando para llegar a un callejón oculto de donde sale el tercer largo, pensábamos que habíamos hecho ya lo dificil, pero la fisura que vendría a continuación nos haría pelear más de la cuenta.



Vemos la fisura algo tumbada en este extraño callejón



 Parece demasiado ancha para protegerla con nuestro material, asique tendremos que ingeniarnoslas para poder salvar el paso. Se me ocurre empotrar una piedra y montar un puente de roca, al final la dichosa piedra nos a salvado el apuro.


 Continuo por la fisura que se asciende de una forma extraña, hasta que la parte de arriba se hace más fácil y consigo salir a una gran terraza donde montar la reunión en unas fisuras




 Los dos últimos largos decidimos empalmarlos en uno solo, se hacen sin problema en 50 metros


 La tercera reunión


 Cuarto largo, dejandando a nuestra izquierda la cueva


 La última parte es muy sencilla y se monta la última reunión sobre unos buriles viejos



 En la cima!!!


 El destrepe los realizamos en dirección este para coger el camino que nos llevase a los pies de vía.
Ya estábamos contentos con la bonita vía escalada pero teníamos ganas de subir a la cueva y que mejor forma que por la vía Rosario que surca la ampliza veta que se puede ver desde el mismo refugio.
La vía no presenta grandes dificultades y la realizamos en un largo de 60 metros hasta unos buriles situados muy cerca de la entrada a la cueva.
El descenso lo realizamos en 2 rapeles de unos 30 metros.
(Croquis de viaclasica)


 A pie de vía


 Desde el interior de la cueva las vistas son geniales, merece la pena conocer esta extraña formación de la Pedriza. Y más aún sorprende ver esos dos árboles en su interior, inclinados hacía fuera buscando los rallos del sol.



A seguir conociendo la Pedriza!!

5 comentarios:

  1. Ya veo que lo pasasteis bien... me alegro.
    Esto de tener amigos... es lo que tiene... que si son buenos no se olvidan de uno cuando no está, le dedican vías y todo.
    Gracias por el enlace y a seguir con las tareas infinitas.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por escribir por el blog!!! Seguro que volveremos a repetir la vía en alguna ocasión.

      Eliminar
  2. La Vía Gallego aún está un poco sucia, pero porque llevaba bastantes años "olvidada". Como bien dices no se lo merece, y esperemos que se convierta en lo que siempre fué: una gran clásica. Muy bueno el empotrador de roca del tercer largo... :) ... por cierto... ¿se ha quedado puesto...? (asi la próxima vez que vaya me ahorro llevar los friends grandes... jejeje).
    Un saludo!
    Aupa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se ha quedado puesto jejeje, y espero que hay siga para los que lo necesiten, aunque si a alguien no le gusta que le deje por alli cerca ya que es de quita y pon!!!
      Un saludo!!

      Eliminar
  3. Que vías más buenas hay en la Cueva de la Mora, y a la sombrita en verano. Ahora con los rigores del frío menos gente y mejor adherencia. Otra que merece mucho la pena es la "Quinto Menguante". El segundo largo es algo expo pero se puede escaquear uno a la derecha por los largos siguientes de la Paciencia Infinita.
    Buen finde.

    ResponderEliminar