sábado, 7 de junio de 2014

Pequeño Galayo, Vía Sur Apretura

Este fin de semana nos dirigimos a la parte sur de Gredos, nos movemos allí buscando el "calor" que estas agujas y montañas nos ofrecen en esta época del año...
Pero todo lo contrario, este día nos recibieron los Galayos con un frío y viento propio del invierno gredense, que nos pillaría fuera de lugar y nos haría pecar de auténticos novatos.

Aproximamos con el equipo de ataque desde Nogal del Barrnaco, el tiempo por allí abajo parece aceptable y ponemos rumbo al Victory donde nos encontraremos un panorama totalmente diferente, mucho frío, viento y unos cuantos escaladores esperando a que el día abriera para poder poner sus pies sobre estas agujas de granito.

Pero ni el día abrió, ni dejo de soplar el viento, incluso llegó a caer alguna gota de agua. Así qué después de un par de tazas calientes de café que nos pusieron como motos y con la ropa justa para escalar, Carlos y yo nos decidimos a probar suerte al Pequeño Galayo, es nuestra primera vía en roca en el galayar y parece que la bienvenida va a ser a lo grande.



La vía que vamos a escalar se trata seguramente de una de las más fáciles de Galayos, fue abierta el julio de 1952 por Jose Luis G. Barroeta y Agustín Faus y recorre en unos 120 metros la cara sur del Pequeño Galayo por una serie de diedros, fisuras y canalizos.

Empezamos el primer largo (IV) por un marcado diedro que parece más de lo que luego es. La roca todavía da algo de seguridad aunque estamos metidos en medio de la nube, lo que ira humedeciendo todo poco a poco. Monto la primera reunión en una amplia terraza.



El segundo y tercer largo (IV+) remonta por la serie de fisuras enfrente de la terraza y se monta reunión justo antes del largo que sale en travesía a izquierdas donde hay que superar una corta chimenea. Apuramos este largo lo máximo posible ya que la roca empieza a mojarse cada vez más.




Desde la tercera reunión se despeja el cielo por un momento y nos permite tener unas magníficas vistas del Torreón y de todo el valle. Desde aquí ya afrontamos un último largo (III+) que nos dejara los pies de la antecima.


Y nos quedamos con las ganas de subir a la cima, ya que pese a los escasos metros que nos separa de ella y el haberlo intentado la bavaresa se encuentra completamente mojada....
Otra vez será!


Nos quedamos con esta vista del Torreón al que a más de uno habrá hecho soñar


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada