jueves, 15 de mayo de 2014

El Pajarito por la Sur Clásica y La Vela por la Normal

El día de San Isidro nos acercamos a la Pedriza a escalar otra vez en la zona del collado cabrón, pero esta vez teníamos pendiente dos de los riscos más espectaculares de la zona, el Pajarito y la Vela.
Como primera toma de contacto con estas paredes elegímos dos de las vías más clásicas, que buscan el trazado más evidente para llegar a la cumbre, lo que no quiere decir que esta escalada regale nada ya que combina un poco de todo.

Nos juntamos tres de los paquetillos habituales y en escasa hora y media estamos a los pies del Pajarito preparados para escalar...

El Pajarito, Sur Clásica

El Pajarito seguramente sea el risco más interesante de esta zona, recibe el nombre por su parecido con el Pájaro, es su versión reducida aunque en realidad cuando estas a sus pies no lo es tanto.
La vía que elegímos escalar es la Sur Clásica, abierta posiblemete por Santiago Heredero y compañeros en 1952 y que surca la canal evidente que rompe la cara sur del risco en dos.

Nosotros escalamos la vía en cuatro largos, aunque también se puede hacer en cinco.

Dificultad: L1 (V-), L2 (6a o V/A1), L3 (V) y L4 (6a o IV/A1).
Material: Juego de friends y fisureros, cuerdas dobles.
Descenso: rapel de 30 metros desde una instalación situada en unra repisa de la cara norte a la que hay que destrepar con cuidado.
Longuitud: 120 metros


Llegando al Collado Cabrón ya vemos el Pajarito y justo detrás la Vela y el Galisol


El primer largo (V-) comienza entre los grandes árboles ubicados en mitad de la pared de la cara sur y surca un largo diedro que nos deposita al pie de la bavaresa del siguiente largo en donde haremos reunión.





Nos preparamos para el segundo largo (6a o V/A1) donde en los primeros metros encontraremos una bavaresa muy pulida que nos complicará un poco las cosas. La siguiente reunión la montamos sobre un árbol en una buena repisa.






El tercer largo (V), que en realidad son dos pero que decidimos empalmar, comienza por una bonita chimenea y termina por un largo fácil de placa que nos dejará justo debajo del Pajarito en la antecima.




El último y corto largo (6a o IV/A1) consiste en montarse en el Pajarito mediante un paso atlético que se protege sin problemas, aquí ya cada uno en función de como este de fuelle y técnica decidirá darselo de una manera u otra.



Y aquí estamos en la cabeza del Pajarito!!
Ahora destrepamos con cuidado hacia la repisa de la cara norte y realizamos un rápel que nos dejará a los pies de nuestro próximo objetivo.


La Vela desde la cima del Pajarito


Y el Pajarito desde la Vela, como cambia su forma desde aquí



La Vela, Normal

Esta espectacular aguja, que ya podría tener unos cuantos metros más, forma parte de uno de esos riscos raros y llamativos de la Pedriza que atraen a todo escaldor. El rápel del Pajarito nos ha dejado a tiro de piedra el poder escalar esta aguja. En un largo vertical de 30 metros (V) y a través de una estrecha fisura/chimenea alcanzaremos su cumbre. Impresiona desde abajo mucho más de lo que luego puede resultar ser, pero hay que entrarle con ganas ya que la pared está completamente limpia, aunque se protege sin problemas.



La chimenea aún es muy estrecha, más bien es un off-width y hay que pelearselo para subirlo





Y en la cumbre que no sabemos ni como hemos entrado aquí de lo pequeña y estrecha que es


Ahora nos espera un espectacular y vertical rápel que nos dejará de nuevo en el punto de inicio



A alguno le gusta mucho el postureo!
Pero nos lo hemos merecido!